lunes, 16 de julio de 2012

¡Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo!



¡Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo! ¡Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan, no te aman! (Tres veces).

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, yo te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes con los que El es ofendido. Por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de los pecadores.

(Los niños de Fátima rezaban estas oraciones de rodillas y con la frente inclinada hacia el suelo)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...